Conversemos

Conversemos desde el sueño

Sobre el vuelo a casa

Y los números repetidos

No me extrañan

Hagamos silencio al despertar

Leeremos ese poema

Sobre el espejo

Oiremos One Love

Aunque el mar en Quito

Sea de niebla

Y nos ahogue en recuerdos

Hechos arena

Deseando ser aire

Livianos

Conectados

Anuncios

Paraíso

La nostalgia se hace

Del mirar

Cuando ya has avanzado

Volver se hace vivir

Hijos y nietos

Hechos ciudadanos de mundo

Borrarán la historia negra

De aquel paraíso

Nos quitaremos esos años

Volveremos a ser

Los que seremos

Sin madrugada

Innecesaria la madrugada

Para calcar el rostro

Que sonríe dentro del aro

Plateado

Me haré brisa cuando despierten

Saltaré los hoyos

Hoy hablo con el espejo

Creo que es contigo

Vamos a hacer calles

Sin nombres

Construidas con insomnio

Todas nos llevará al museo

Sin tiempo

Sin reversas

Atónitos de verdades

Y silencios

Corriente

Con el ego deshecho

Arrastrado por el muro

Dibujó alguna primavera

En el desierto

Se quema entre los blancos

Se derrite entre los azules

Y está bien

No hay ruido en los vuelos

Ni en el aleteo de las ganas

Sedujo con una historia

Para luego perderse en aguas

Y dejarse

En su propia corriente

Cerezos

Qué sabor

Tiene

La memoria

La que el trago

Da

Al oir

Blue Moon

Al flotar

Entre eucaliptos

Y arpas

A cerezos perfumados

La roca en la oscuridad

Trae un eco

De caminos cruzados

De los dedos hundidos

En tierras frías

Sintiendo al norte

Siempre a mi norte

Estado

Huyo de la huida
Abrazaré el aire
Que dejó el tiempo
El mismo que corroe
El color del viejo faro
El lugar no es lugar
Sino un estado
Al que puedo regresar
Cuando venga en gana
Sigilosa

Dejaré que pregunten
La razón revolotea en
La ventana
Flotarán dardos ansiosos
Soy diana en movimiento

Nunca quieta

Una suerte de Alejandría

El pórtico

de la biblioteca

se ha desgastado

aun podemos cerrarla

y enamorarnos de la

humedad del laberinto

nos abrimos ante los muros

para cegarnos en

la textura de los lomos pardos

entre escarlatas y áureos

intentamos adivinar

los temas y argumentos

desde los títulos

cada conocimiento deja

una huella verdemar

la savia que nos llevó al corazón

al bosque de eucaliptos

la cuna de los libros

y la misma consciencia

esta epifanía nos fundió

en un abrazo

Sin documentos

No rían

de mi falta

de etiquetas

soy pero no tengo

documentos en el bolsillo

ni cadenas en mi tobillo

no poseo

epígrafes adheridos

en mi frente

con licencia

para que me apunten

no tengo pero soy

sangre y geometría

lo necesario

para pertenecer

a la cascada

de poesía perdida

a aquellas montañas

donde guardo los secretos

al suelo fértil donde escondí

un grano de arena

de donde nos olvidamos

todos del ser