No se sienten las ausencias cuando estas se han buscado. El tiempo erosionó las palabras justas e injustas. Dejaron de aparecer ante mis ojos y tuve ahora que pensarlas de nuevo. Pasan segundos eternos antes de escribirlas, intento traducir las ondas en mi mente.

Hablaré del sujeto sin mencionarlo, lo miraré desde ese entramado, recibiré su aire pero no me dejaré ver.

Anuncios