Me río del sueño

de la cara de aquel que calla

de las miserias que en el otro habita

de la conversacion vespertina

de la discusion nocturna

de la lágrima de ayer

así conjugado

no importa lo otro

sigo riendo

Anuncios