Buscar

Desde la celosía

Expresarme sin hacerme entender

Categoría

Literatura

Last

I seem to be old

With tons of failures

I’m leaving this space

Not really inspiring anymore

Tired and empty inside

A lone bye

Would be enough

Thanks

Oscuridad y luz

Sueño

Entre la oscuridad y las luces

Olvido los espectadores

Cada movimiento,

Un giro

Una estela, un fotograma

Nado en la música

Soy yo en otra

En otro tiempo

En emociones abandonadas

Colgadas en la ventana del metro

Y busco una razon

Del laberinto

Cuando dejé de ser

Cuanto poco he podido

Dejo que las demas gotas caigan

Cuando la mía se haya secado.

Pregunta

Y le preguntó a D’s

“Por qué se fue mi musa?”

Extrañado

Contesta

“Te di vida, lo agrio

Lo endulcé

Te di locura

Para imaginar lo no vivido

Ni ocurrirá

Te di ahora 

Serenidad”

Volvería

Al papel

Por no estar serena.

a.i.

Muchas vueltas da

No sabe porqué

Su formalidad

Le enloquece

Asoma una sonrisa

Y una mirada disimulada

Se oculta en la jaula

Y lo ve en otra vida

Otras edades

En las que él sí

La busca 

Retorna en torpezas

Se intimida

Espera alguna casualidad

En el aire

Un recuerdo de algo

No ocurrido

Quien sabe cuándo

O dónde lo vería

O cuándo la buscaría
Ese día se acaban

Las excusas

Giro en u

En la multitud 
Ella imagina

La música

De  lo improbable

El  reloj es una autopista

En cada sentido

Un sentido

Un sentimiento

Un giro en u

La brusquedad de la masa

La pisa

La mira sonriendo

Ignoran su locura

Vuela un tanto

Y en la próxima estación

Otro despertar.

Hoy no escribo

¿Qué utilidad tiene un poeta si está muriendo de hambre? Dice cosas bellas, lo imaginado en un puñado de palabras, le da vida a lo ficticio. Su realidad es diferente. Su cabello crece, se ahoga en gritos, sus paredes pierden color, se rasca la cabeza en medio de números y cuentas. ¿Cómo convierto eso en algo diferente? Todos en este espacio, tratamos de escribir algo diferente, de dibujar una imagen con letras y, habrá alguno que dirá: “me encantó”. Entonces, 38 años han valido la pena. El poeta ha salido de casa y no conoce mas que desencantos cotidianos de una cultura que aún no entiende. Que da gracias, pero que añora. Cuando quiero soy poeta. No poetisa. Hoy no escribo, no abandono, no lloro. Me envuelvo en una entropía de dudas. Es un fastidio. Quizá lo sea caminar y sonreir cuando duelen los pies. No me da vergüenza decir que uso zapatos prestados.

Mañana salgo nuevamente, jugaré a ser sabia. A hablar mi otro idioma.

A no tener más hambre, sino de inspiración.

 

Zombies

Cada zombie y sus historias

sus sombras

se agolpan y tropiezan

cada uno con una música distinta

miran al frente

o la ventana

me duele la espalda

la tarde arrea

las almas cansadas

el sabor del caramelo

no alivia mi espalda

imagino el monólogo de una canción

la prefiero a una conversación

bajo las escaleras

y el mundillo en ruedas

sigue

así

aburrido

¿Diálogo?

Entonces

¿dialogamos?

con esta mutua

prohibición

nadamos

en entropías

no hallo el vacío

para que nazcan cosas

¿que son cosas?

líneas y fotos

que caen

de otros

calles y luces

que transitan

otros

tiempo que no anda conmigo

Sorda

Se me ocurre
Encadenar piezas de ajedrez
Su movimiento da ardor
Hace ruido su blanconegro
No callan sus pasos
Predecibles
Quejas
Borran las líneas
Ser sorda
Y oir la tierra temblar
Me quedé descalza
Nadando en el aburrimiento
Vidrioso
Tonto
Mirando la pared rayada

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑